Silogismo

A ver si me sale un silógismo:
“Si un delincuente me atraca, esta violando mis “derechos humanos”; si yo me defiendo del delincuente, le estoy violando sus “derechos humanos”; si la policía atrapa al delincuente, debe garantizar sus “derechos humanos”. Conclusión: Para tener “derechos humanos” hay que ser delincuentes……

Montevideo, Uruguay

30 de agosto de 2011

Anuncios

Encuentro. Desencuentro

He vuelto!!
He regresado!!
Aquí estoy!
Soy. No soy. Estoy. No estoy.
He llegado y todo sigue igual.
Siento que el tiempo se ha detenido.
Nada ha pasado. Nada ha transcurrido.
Todo sigue igual.
A ti te he visto. A ti te he encontrado.
Y sigues igual. Y te veo igual.
Nada ha cambiado. NI en ti, ni en mi.
Todo sigue igual. Hasta el amor sigue igual. Y el deseo. Tu deseo y el mío.
Han sido dos encuentros. El tuyo y el mío.
Dos encuentros y un desencuentro.
Dime donde estás. Te me has perdido.
No te encuentro. No me encuentras.
Dos encuentros y un desencuentro.
Donde estás? Donde estoy?
He llegado y me he perdido.
Has llegado y te he perdido.
Y por eso digo dos encuentros y un desencuentro.
Dos encuentros. El tuyo y el mío.
Un desencuentro. El de dos almas unidas, que son la tuya y la mía.

Santo Domingo, D.N.
Julio 30, 2007.

El cine del pueblito

Amor mío, vamos al cine del pueblito”
-Pablo Neruda-

El cine del pueblito, ese que ha desaparecido, que solo queda en nuestros recuerdos.
Ese que fue testigo de tantas alegrías mudas y de tantas risa sonoras.
El cine del pueblito, de mi pueblito, donde nos unía el corte de la película; la “patada voladora” de Jackie Chan. Donde quedamos suspendidos en un suspiro cuando Patrick Swayze y Demi Moore hacían un couplet perfecto en Ghost y donde todos juntos gritamos mirando El Exorcista.
El cine de mi pueblito, con sus pitos, sus amores y también desamores.
El cine de mi pueblito o de mi pueblo grande que quedó suspendido en el tiempo y pasó a formar parte de la película de nuestras vidas.
Nuestro cine, protagonista de tantas historias hoy solo es historia.
Atrás quedó la ilusión del encuentro “free alcohol”; atrás quedó la magia de los amigos; de los amores; de la gran pantalla; de soñar y suspirar.
Nos quedamos sin cine en el pueblito.

Allalibis
2008